Todo sobre las cicatrices

Todo sobre las cicatrices

La cicatrización es el proceso natural que tiene la piel para repararse a sí misma.

Las cicatrices aparecen cuando la capa externa de la piel, la epidermis, sufre un daño y la lesión se extiende hasta la capa intermedia, la dermis.

A pesar de que, mediante la cicatrización, nuestra piel es capaz de autorepararse, esta no consigue regenerar el tejido dañado en su forma original. En su lugar, crea un tejido diferente con un aspecto, una coloración, una vascularización, una flexibilidad y un relieve particular.

Las cicatrices no solo pueden causar una preocupación estética a las personas que las sufren, con las consiguientes implicaciones a nivel de autoestima e impacto en la vida personal, social y laboral; sino que también pueden tener un factor emocional al poder ir acompañadas de recuerdos o experiencias desagradables. Asimismo, algunas cicatrices pueden ser dolorosas, limitar el movimiento e interferir en ciertas funcionalidades de nuestro cuerpo.


Posibles causas de las cicatrices

Nuestra piel puede presentar marcas o cicatrices por distintos motivos, pero podemos dividirlas en cuatro posibles causas:

 

Cicatrices del acné. Una de las secuelas más preocupantes del acné severo es la aparición de antiestéticas cicatrices atróficas. Estas se producen por una pérdida de fibras de colágeno, elastina y ácido hialurónico, lo que genera una pérdida de volumen en esas zonas.

 

 

Estrías. Las estrías son un tipo de cicatriz que se produce cuando hay un rápido estiramiento de la piel, como en la adolescencia o el embarazo.

 

 

 

Cicatrices por accidentes. Los traumatismos, los cortes, las abrasiones o las quemaduras pueden causar daños permanentes en la piel.

 

 

 

Cicatrices por cirugías. A pesar de que las técnicas quirúrgicas y de sutura han avanzado mucho, las cirugías siguen dejando cicatrices de mayor o menor importancia.


 

 

Cómo se forman las cicatrices

1) La piel es dañada por algún motivo y aparece una herida.

2) Nuestra piel reacciona formando una costra y produciendo una mayor cantidad de colágeno para reparar el tejido cutáneo dañado.

3) Las fibras de colágeno juntan los bordes de la herida y la cierran.

4) Al caer la costra, la piel resultante es una cicatriz que está hecha por un tejido diferente, que no tiene glándulas sudoríparas ni vello.

5) En algunos casos, se puede producir un descontrol en el proceso de cicatrización y cicatrizar en exceso, lo que resulta en la formación de queloides o cicatrices hipertróficas.


 

Tipos de cicatrices

Las cicatrices se dividen, principalmente, en atróficas, hipertróficas o queloides.

 

tipos cicatrices

 

A) Cicatrices atróficasEstán hundidas y presentan una coloración rosácea o blanquecina. Suelen aparecer como consecuencia del acné o por la varicela.

B) Cicatrices hipertróficasAunque respetan los bordes de la herida, la piel está elevada, por lo que son desfigurantes. Pueden ocasionar comezón. Suelen aparecer tras un traumatismo.

C) QueloidesSon firmes e irregulares, de coloración rosácea, violácea o muy oscura. Suelen ser dolorosas y sensibles y rebasan los bordes de la herida. Pueden surgir tras una cirugía.


 

Cuidado de las cicatrices

En el caso de una cicatriz quirúrgica es importante seguir los cuidados recomendados por el cirujano en cuanto a la desinfección y el reposo de la zona.

Una vez retirados los puntos solemos recomendar evitar la exposicion de esa zona al sol los primeros meses y aplicar algún producto cosmético tipo aceite de rosa de mosqueta, ya que que favorece una correcta cicatrización. También se recomienda en algunos casos usar parches de silicona, que además de proteger la cicatriz del sol ayudan a disminuir las cicatrices hipertróficas o queloides, o a prevenir que se formen.

En el caso de otros tipos de cicatrices (acné, traumáticas, quemaduras), solemos recomendar productos específicos para cada caso y siempre proteger muy bien esa zona del sol durante los meses posteriores.

 

Tratamientos para las cicatrices

Actualmente existen diferentes tratamientos que tienen como objetivo mejorar y atenuar las marcas y cicatrices de forma significativa. No obstante, hay que tener en cuenta que ningún procedimiento podrá eliminarlas completamente, tan solo suavizarlas y hacerlas menos visibles.

Asimismo, los resultados de los tratamientos para las cicatrices dependerán, en gran medida, de la capacidad de cicatrización de cada persona, las características de la piel, el tipo de lesión, la profundidad, la antigüedad y la dirección de esta, las habilidades del dermatólogo, médico estético o cirujano y de los cuidados posteriores.

 

En IDERMA somos dermatólogos, cirujanos y médicos estéticos especializados en el tratamiento de marcas y cicatrices:

 

Autor:


Dermatologia Pediátrica, Clínica, Quirúrgica y Oncológica


Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

La cosmética médica personalizada
¿Qué le pasa a tu piel?
Unidad Capilar IDERMA
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +