Terapia biofotónica Kleresca para el acné y la rosácea
La terapia biofotónica supone un avance muy importante en el tratamiento del acné y la rosácea al producir una mejoría muy significativa del aspecto de la piel, sin compromisos entre seguridad y eficacia.

El tratamiento biofotónico para el acné y la rosácea ha demostrado una eficacia duradera, con mínimos efectos adversos. No es un procedimiento doloroso, sino que la mayoría de los pacientes lo consideran una experiencia agradable.

 

¿En qué consiste el tratamiento biofotónico para el acné y la rosácea?

La terapia biofotónica se basa en el uso de la fluorescencia, una nueva fuente lumínica capaz de estimular los mecanismos de regeneración de la piel:

  • Se aplica en la zona a tratar un gel específico que contiene cromóforos, unos pigmentos exclusivos capaces de convertir la luz al igual que la clorofila de las plantas. Este gel no tiene capacidad de absorción y se queda en la superficie cutánea.
  • Se activa el gel con una lámpara de LEDs específica durante 9 minutos.
  • El gel emite una fluorescencia capaz de estimular los mecanismos de regeneración de la epidermis y la dermis.
  • Tras la sesión de tratamiento, el paciente puede reincorporarse a sus actividades habituales.

 

¿Cómo actúa el tratamiento biofotónico para el acné y la rosácea?

Al actuar de forma simultánea en las diferentes capas de la piel, la terapia biofotónica aporta múltiples beneficios:

  • Normaliza la actividad celular
  • Desestresa la piel
  • Elimina las bacterias que provocan el acné
  • Reduce la inflamación y el eritema
  • Mejora la microvascularización
  • Aumenta la producción de colágeno, lo que estimula la reparación de las cicatrices de acné

 

¿Para quién está indicado el tratamiento biofotónico del acné?

El tratamiento para el acné con terapia biofotónica está indicado para todos los tipos de acné inflamatorio, incluidos los más severos. Además, ayuda a prevenir la formación de cicatrices y ofrece una significativa mejoría de las cicatrices existentes. Los resultados de la terapia biofotónica se mantienen durante al menos seis meses.

 

¿Para quién está indicado el tratamiento biofotónico de la rosácea?

El tratamiento para la rosácea con terapia biofotónica está indicado para la rosácea eritematotelangiectásica (cuperosis) y para la rosácea papulopustulosa (acné rosácea). Además de las alteraciones estéticas de la piel, los pacientes tratados suelen notar una significativa mejoría de la sensación de ardor y escozor característica de esta patología.

 

¿Qué ventajas tiene el tratamiento biofotónico del acné y la rosácea respecto otros tratamientos?

El tratamiento biofotónico para el acné y la rosácea tiene importantes ventajas respecto a los tratamientos convencionales: su eficacia, su seguridad y su tolerabilidad. Hasta ahora, los tratamientos convencionales tenían entre sus inconvenientes: su variable eficacia, la mala tolerabilidad y los efectos secundarios. Es un tratamiento que no requiere de medicación ni de controles analíticos.

 

 


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Blog

de Técnicas Aplicadas

La rosácea, mucho más que un rubor de la piel
Cicatrices por accidentes
Cicatrices por cirugías
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +