Láser fraccionado no ablativo de 1550 nm
Láser fraccionado no ablativo de 1550 nm

¿Qué es?

El láser fraccionado no ablativo de 1550 nm permite actuar, gracias a su tecnología, en la dermis, la capa intermedia de la piel, estimulando así la producción de colágeno y elastina. Esto permite una rápida regeneración del tejido cutáneo. 

 

¿En qué consiste?

El láser fraccionado FRAX emite columnas térmicas de alta precisión que activan los fibroblastos, las células responsables de la producción de nuevo colágeno y elastina, lo que mejora el tono y la textura de la piel y suaviza el aspecto de lesiones como las cicatrices, las marcas del acné, las estrías o las cicatrices por cirugía o postquirúrgicos. 

El paciente puede percibir, durante la aplicación del láser, una ligera sensación de calor. Una vez terminada la sesión puede presentarse una inflamación suave en la zona tratada que remite al cabo de unas horas, pudiendo persistir un ligero enrojecimiento un máximo de uno u dos días.

 

¿Para qué se utiliza?

 

Beneficios

  • Los resultados se aprecian tras la primera sesión en la mayoría de los casos. No obstante, el resultado final se observa al cabo de entre 3 y 6 meses.  
  • Se trata de un tratamiento muy bien tolerado por los pacientes.
  • Permite realizar tantas sesiones como sean precisas, respetando los intervalos entre sesiones.
  • Proporciona excelentes resultados en afecciones cutáneas de difícil tratamiento. 

Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Blog

de Técnicas Aplicadas

La rosácea, mucho más que un rubor de la piel
Cicatrices por accidentes
Cicatrices por cirugías
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +