DermaRoller

Técnicas Aplicadas

DermaRoller
DermaRoller

¿Qué es?

El DermaRoller o la terapia de inducción de colágeno consiste en aplicar en la piel un dispositivo estéril en forma de rodillo que tiene unas finísimas microagujitas de acero quirúrgico o de titanio.

 

¿En qué consiste?

Al pasar por la superficie cutánea con el DermaRoller se producen microscópicas punciones formando una gran cantidad de microcanales hasta la dermis, capa de la piel situada bajo la epidermis. Esto estimula la producción de colágeno y elastina, sustancias que contribuyen a reparar la piel. Asimismo, estos microcanales permiten mejorar la penetración de productos tópicos que se aplican según la necesidad de cada tipo de piel.

 

¿Para qué su utiliza?

 

Beneficios

  • Permite tratar una gran variedad de afecciones cutáneas.
  • Es un procedimiento mínimamente invasivo, no quirúrgico y no ablativo que no requiere un periodo de recuperación especifico.
  • Se emplea después de aplicar una crema anestésica tópica que minimiza cualquier posible molestia durante el tratamiento.
  • Se puede emplear en hombres y mujeres, de todas las edades, siempre teniendo en cuenta en personas jóvenes la respuesta a la estimulación del colágeno es mayor que en personas de edad más avanzada. 
  • Se puede practicar a cualquier época del año a diferencia de otros tratamientos como el peeling, el láser o la dermoabrasión.
  • Los signos de regeneración y reparación cutánea son bastante rápidos, pudiendo tardar entre cuatro y ocho semanas dependiendo de cada paciente e irán mejorando gradualmente.
  • Un tratamiento único con DermaRoller puede producir resultados visibles, aunque se recomienda hacer unas cuatro sesiones, una vez por mes.
  • Junto con el tratamiento médico, se puede prescribir un régimen personalizado con productos específicos para uso domiciliario con los que complementar el tratamiento y potenciar los resultados.

 

Contraindicaciones

  • No se recomienda usar el dermaroller cuando se dan los siguientes casos:
    • infecciones activas
    • heridas en la piel
    • enfermedades inmunológicas que afecten la formación de colágeno
    • antecedentes de queloides
    • cicatrización de poca calidad
    • uso continuo de anticoagulantes
    • tratamiento de quimoterapia o radioterapia
    • embarazo 
    • lactancia

 


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Blog

de Técnicas Aplicadas

Una piel radiante para Navidad
Descubre tu piel del futuro con nuestro Estudio Dermocosmético Visia
La terapia biofótonica, un revolucionario tratamiento para el acné
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +