Crioterapia

Técnicas Aplicadas

Crioterapia
Crioterapia

¿Qué es?

La criocirugía de la piel o crioterapia es un procedimiento para tratar una lesión superficial de la piel por medio de la congelación, utilizando una sustancia muy fría, generalmente nitrógeno líquido (a -196ºC). La criocirugía o crioterapia permite eliminar la lesión sin dañar la piel sana a su alrededor. Produce el mismo efecto que una quemadura por calor, pero con mejor tolerancia, menos dolor y sin requerir, por lo general, de antestesia local. 

 

¿En qué consiste?

El dermatólogo aplica mediante un pulverizador especial la sustancia congelada unos segundos, pudiendo durar entre uno o dos mintuos, hasta que se forma una aureola de hielo alrededor de la lesión. Tras la aplicación, la zona se inflama y se enrojece. No es extraño que aparezca una ampolla en la zona tratada. Con el paso de los días, la inflamación y la ampolla van reduciéndose de forma progresiva, transformándose en una crostra que terminará por caer. 

 

¿Para qué se utiliza?

 

Beneficios

  • Es un procedimiento rápido, por lo general se requiere de menos de un minuto y que puede hacerse en la propia consulta.
  • Aunque puede causar un poco de incomodidad, una sensación de calor y/o escozor, no es un procedimiento doloroso.

 

Contraindicaciones

  • Pacientes con trastornos vasculares periféricos
  • Pacientes con arteriosclerosis
  • Pacientes con hipersensibilidad al frío
  • Pacientes con afecciones con vasoespasmo

Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Blog

de Técnicas Aplicadas

Una piel radiante para Navidad
Descubre tu piel del futuro con nuestro Estudio Dermocosmético Visia
La terapia biofótonica, un revolucionario tratamiento para el acné
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +