Lifting de brazos y muslos

Cirugía Corporal

Lifting de brazos y muslos
Lifting de brazos y muslos
El lifting de brazos o braquioplastia es la técnica quirúrgica empleada para mejorar el aspecto de los brazos y corregir la flacidez. En el caso del lifting de muslos, se trata de corregir el exceso de piel y grasa de la cara interna.

Tanto en el lifiting de brazos como en el de muslos, el cirujano plástico debe conocer los motivos por los que el paciente desea someterse a estas intervenciones, cuáles son sus expectativas y su estilo de vida (tipo de trabajo, si practica algún deporte, si tiene una vida más o menos sedentaria, etc.) para poder valorar cada caso de forma totalmente personalizada y determinar cuáles son las técnicas y procedimientos más indicados. 

 

Cirugía de los brazos

Existen dos técnicas de cirugía de brazos: la simple, para pacientes jóvenes y donde hay poca piel descolgada; y la que implica una extensión axilar y torácica. Esta segunda técnica se emplea en personas de edad más avanzada que tienen lo que se conoce popularmente como 'brazo en murciélago'. Las incisiones serán proporcionales siempre a la cantidad de piel que se extraerá, por lo que la elección de la técnica se efectuará teniendo en cuenta las particularidades de cada caso. 

Lo más habitual es que la incisión se haga solamente en la cara interna del brazo, a través de la cual se inserta una cánula para eliminar la grasa y despues retirar también la piel que sobra. 

 

Cirugía de los muslos

Existen tres técnicas de cirugía de los muslos

  1. La primera se centra en la cara interior de los muslos y precisa de una incisión entre el muslo y el área del pubis. Es la más frecuente. 
  2. La seguna abarca tanto el frente como la parte externa de la pierna. El cirujano hace una incisión circular en la parte superior del muslo.
  3. La tercera retoca el aspecto de la parte media de los muslos mediante una incisión desde la ingle hasta el pliegue trasero de las nalgas.

En los tres casos el procedimiento es el mismo: se realiza una liposucción de la zona a tratar para adelgazar los colgajos cutáneos y se extirpa la piel sobrante para que quede tensa. El proceso finaliza con la inserción de un tubo de drenaje y con el cierre de la piel mediante suturas intradérmicas y puntos externos para evitar tensión en la cicatriz y lograr así que sea de buena calidad.

 

¿Cómo es la recuperación en la cirugía de lifting de brazos y muslos?

Tanto en la cirugía de brazos como en la cirugía de muslos se aplica anestesia local y sedación y se deberá permanecer ingresado entre 24 y 48 horas en el hospital. La operación también requiere de unos días de reposo en casa y se deberá llevar una faja al menos durante un mes. 

Los puntos de la cirugía se quitan al cabo de 1 ó 2 semanas y es entonces cuando poco a poco se podrá reiniciar las actividades habituales. Eso sí, para volver a hacer deporte se debe esperar un mes. 

También la cicatriz necesitará cuidados especiales que se pueden realizar en casa para que quede lo más imperceptible posible. 


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Especialistas IDERMA

en Lifting de brazos y muslos

Técnicas Aplicadas

en Lifting de brazos y muslos

Blog

de Lifting de brazos y muslos

Nuevo Servicio de Cirugía Estética en IDERMA
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +