Peeling químico

Dermatología Estética Facial

Peeling químico
Peeling químico
El peeling químico es un tratamiento que se realiza para mejorar la apariencia de la piel o para prepararla para recibir un tratamiento posterior.

 

Consiste en la aplicación de unas sustancias químicas en la piel para exfoliar y hacer que se desprendan las células 'muertas' y dañadas. Esta descamación favorece la renovación cutánea, elimina imperfecciones y mejora y uniformiza el tono de la piel.

 

Gracias a esta renovación cutánea, tras un peeling, la piel está también más receptiva a los tratamientos que se vayan a realizar a continuación.

 

Los peelings se utilizan para corregir y tratar arrugas finas, el acné y sus secuelas (marcas o cicatrices), los poros dilatados, la piel grasa, el engrosamiento de la piel, las manchas, el melasma, el fotoenvejecimiento, etc.



Normalmente se utilizan diferentes ácidos (glicólico, salicílico, tricloracético, etc.). El peeling puede ser superficial, medio o profundo, dependiendo del tipo, el color y la sensibilidad de la piel, de la actividad del paciente, el tipo de lesiones y los resultados deseados. 

 

Este procedimiento se emplea sobre todo para la piel de la cara, el cuello y el escote. 

 

Los peeling químicos deben realizarse por parte de un profesional con experiencia, ya que una aplicación indebida puede provocar efectos indeseados e incluso quemaduras.

 

En IDERMA realizamos también los peeling químicos del reconocido doctor Zein Obagi


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Especialistas IDERMA

en Peeling químico

Blog

de Peeling químico

Todo sobre los peeling químicos
Prepara tu piel de cara al buen tiempo
La piel de la mujer en la menopausia
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +