Dermatitis de contacto

Dermatología clínica

Dermatitis de contacto
Dermatitis de contacto
La dermatitis de contacto engloba todas las reacciones inflamatorias que se producen en la piel cuando esta entra en contacto con ciertas sustancias.

 

Las dermatitis de contacto pueden deberse a una dermatitis irritante o bien a una dermatitis alérgica.

 

La dermatitis irritante se produce cuando la piel se expone a sustancias químicas, generalmente jabones y detergentes, que provocan una irritación en la piel, parecida a una quemadura y que puede ser dolorosa. 

 

La dermatitis alérgica, por lo contrario, es provocada por la exposición a una sustancia o material a los que la persona se ha vuelto muy sensible o alérgica.

 

Los síntomas varían dependiendo de la causa y el tipo de dermatitis, pero puede ir desde enrojecimiento de la piel, picor, ardor, sarpullido, piel seca, hinchazón e incluso fisuras.

 

Las manos son una de las partes más afectadas por la dermatitis de contacto. Los perfumes, los cosméticos y los productos para el cabello a menudo provocan reacciones de hipersensibilidad en la cara, la cabeza y el cuello. Las joyas también pueden causar problemas en la piel. 

 

La dermatitis de contacto suele desaparecer sin complicaciones después de dos o tres semanas, pero puede reaparecer si no se identifica y evita la sustancia o material que la causó.

 

El dermatólogo puede prescribir tratamientos que ayuden a mejorar los síntomas de la dermatitis y realizará las pruebas necesarias para determinar qué provoca esta reacción. 


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Técnicas Aplicadas

en Dermatitis de contacto

Blog

de Dermatitis de contacto

Primavera, tiempo de alergias
Causas y tratamiento de la pulpitis digital
Cómo cuidar y proteger la piel en invierno
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +