Micropigmentación

Dermatología Estética Facial

Micropigmentación
Micropigmentación
La micropigmentación, o maquillaje semipermanente, consiste en implantar bajo la piel pigmentos para conseguir un efecto de 'rostro maquillado' sin necesidad de maquillaje.

 

La micropigmentación se utiliza con diferentes finalidades, principlamente embellecedoras o correctivas:

 

  • Mejorar y alzar el contorno de los labios y aumentar la apariencia de su tamaño.
  • Disimular pestañas poco pobladas realizando un suave relleno, consiguiendo un efecto de eyeliner.
  • Corregir asimetrías o defectos de las cejas, suavizar su expresión, darles forma, espesarlas, etc. 
  • Reconstruir areolas mamarias después de una masectomía, disimular las cicatrices periareolares después de un aumento o reducción de pecho, oscurecer las areolas o agrandarlas, etc.

 

La micropigmentación no sustituye al maquillaje pero sí que ayuda a verse más favorecido durante todo el día sin necesidad de aplicarse ningún otro producto. Al mismo tiempo facilita, cuando así se desee, el maquillarse de forma más sofisticada y con mayor rapidez. 

 

Los tratamientos de micropigmentación consisten en implantar pigmentos bajo la piel, mediante un dermógrafo en el cual se coloca una pequeña aguja que recoge pigmento y lo deposita en la epidermis.

 

Es prácticamente indoloro, ya que se puede utilizar una crema anestésica antes del tratamiento en caso de que sea necesario, y además la epidermis no tiene vascularización, con lo cual se tolera muy bien y no se produce ningún tipo de sangrado.

 

Los pigmentos que se utilizan son totalmente compatibles con el organismo, pero previamente al tratamiento se realiza una prueba de tolerancia al paciente con el pigmento que se le va a implantar posteriormente para asegurarse de que no hay posibilidades de sufrir ninguna alergia.

 

El tratamiento se realiza en dos sesionesEn la primera se explica al paciente el trabajo que se va a realizar y la elección del color y se procede con el tratamiento. En la segunda sesión se controla el color y la forma, se realiza un pequeño repaso en las zonas donde el pigmento no ha quedado totalmente fijado y se ofrece la posibilidad de oscurecer el color en caso de que sea necesario.



La técnica no es permanente, su duración es de 3 a 5 años aproximadamente. Siempre depende de la técnica utilizada, el pigmento, la edad y el tipo de piel del paciente. Esto se da porque el color va perdiendo intensidad poco a poco con el paso del tiempo como consecuncia de la renovación celular continuada.

 

Se aconseja al paciente acudir a la consulta antes de los dos años para hacer una evaluación del estado del color y valorar si es necesario hacer un retoque, que en este caso será de una sesión.


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Especialistas IDERMA

en Micropigmentación

Técnicas Aplicadas

en Micropigmentación

Blog

de Micropigmentación

 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +