Hongos
Hongos
Las enfermedades infecciosas de la piel causadas por hongos se denominan micosis cutáneas. Estas infecciones por hongos pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo – en la piel, el cabello o las uñas – y reciben habitualmente el nombre de ‘tiña’.

 

Una de las infecciones fúngicas más comunes es la denominada como pie de atleta, que debe su nombre por ser frecuente entre deportistas y afectar a los dedos de los pies, las uñas, las plantas o los lados de los pies.

 

Otra infección por hongos habitual – se estima que representa el 25% de las micosis – es la candidiasis, que está provocada por una levadura llamada cándida.

 

Algunas de estas micosis cutáneas son fácilmente contagiosas, por lo que se pueden transmitir de una persona a otra a través del contacto piel con piel, ropas u objetos. Es por esta razón que las infecciones por hongos son frecuentes en los niños.

 

Los hongos necesitan un lugar cálido, oscuro y húmedo para crecer, por lo que las duchas, las piscinas y los vestuarios públicos pueden ser un foco de infección. También una higiene incorrecta, un calzado oclusivo, la humedad y las lesiones en la piel y las uñas pueden favorecer las micosis.

 

Estas infecciones pueden producir enrojecimiento, picor y escozor en la zona afectada, y a veces, agrietamiento y fisuras en la piel.

 

El dermatólogo es quien debe examinar la piel y las lesiones para determinar el tipo de infección fúngica y el tratamiento más adecuado a seguir. 

 


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Técnicas Aplicadas

Blog

de Hongos

Hongos, ¿en verano hay más contagio?
Cuidados de los pies
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +