Molusco contagioso

Dermatología clínica

Molusco contagioso
Molusco contagioso
El molusco contagioso es una infección vírica muy común en los niños.

 

Esta infección provoca la aparición de pápulas o nódulos, unos bultos pequeños muy parecidos a las verrugas de color perlado en la piel, que pueden aparecer en casi cualquier parte del cuerpo, excepto en las manos y las plantas de los pies.

 

Por lo general, las pápulas no producen dolor, pero pueden causar picor u otras molestias. Como su nombre indica, los moluscos son contagiosos y pueden transmitirse por el contacto de piel con piel. Por esta razón, las lesiones no deben tocarse, ni rascarse ni frotarse, ya que esto solo hará que el virus se propague en filas o grupos y pueda extenderse a otras partes del cuerpo.

 

En la mayoría de casos, la infección es leve y desaparece por sí sola al cabo de unos meses, aunque puede reaparecer de forma espontánea.

 

Nunca hay que intentar reventar o quitar los bultos, ya que esto podría diseminar la infección. El dermatólogo es quien deberá explorar las lesiones y determinar el tratamiento más adecuado cuando así se requiera.  


Reserva tu visita



¿Te podemos ayudar?

¿Qué estás buscando?

Técnicas Aplicadas

en Molusco contagioso

Blog

de Molusco contagioso

 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +