¿Qué le pasa a tu piel?

Blog Cosmética

Blog Dermoestética facial

¿Qué le pasa a tu piel?

¿Qué le pasa a tu piel?

En septiembre es habitual que nuestra piel esté alterada y se muestre más apagada, deshidratada, con nuevas manchas e incluso con brotes de acné.

Los meses de verano pasamos mucho tiempo en el exterior y disfrutamos durante horas de la playa, la piscina, la montaña, las terrazas... y esto, al final, implica largos periodos bajo el sol. Sobre todo, porque estamos expuestos a la radiación solar más de lo que creemos, como vimos en el post El sol no solo brilla en la playa

Además, en vacaciones, al cambiar de rutina, solemos abandonar algunos buenos hábitos como son el llevar una dieta saludable o la constancia en nuestros cuidados cosméticos.

Por todo ello, es habitual llegar a septiembre con la piel alterada y que esta se muestre más apagada, deshidratada, con las arrugas más marcadas, nuevas manchas e incluso con brotes de acné. 

Desde IDERMA queremos ayudarte a conseguir no solo una piel más saludable, sino aquella que deseas. Pero antes queremos contarte cuáles son las preocupaciones estéticas más comunes en otoño y por qué se producen. 

 

 

La piel después de las vacaciones

 

Piel apagada, deshidratada y con arrugas más marcadas

Como decíamos al principio, en verano la piel suele estar sometida a exposiciones prolongadas al sol, al viento, al cloro de la piscina… Todos ellos, agentes que resecan y ‘castigan’ mucho la piel.

De ahí que, al volver de las vacaciones, sea muy habitual sentir la piel seca, tirante, apagada y más envejecida. La percepción es que las arrugas están más marcas, la textura del cutis ha empeorado, el tono es 'opaco' y hay más flacidez. 

 

 

Nuevas manchas

Es frecuente que, a lo largo del verano y como consecuencia de la exposición solar continuada, hayan aparecido nuevas manchas en la piel. Sobre todo, en aquellas zonas del cuerpo más expuestas como son el rostro, los hombros, el escote o las manos. Además, a medida que va despareciendo el bronceado, estas se vuelven más y más visibles.

Lo primordial, siempre que hablamos de manchas, es asegurarse de que no se trata de lesiones malignas. Por ello, cualquier mancha (nueva o que haya cambiado) debe ser examinada por un dermatólogo antes de intentar eliminarla con cosméticos o con procedimientos estéticos. De todos modos, te animamos a leer nuestro post sobre qué debes hacer si descubres una nueva mancha en la piel

 

 

Acné

Después de las vacaciones, pueden producirse brotes de acné. Las causas pueden ser muy variadas, pero suele contribuir a ello el uso de fotoprotectores inadecuados que obstruyen los poros o el abandono, durante el verano, de la rutina de cuidados cosméticos habituales.

En el caso de las pieles acnéicas o grasas, en septiembre suele producirse lo que se conoce popularmente como 'efecto rebote del acné' y que se traduce en un empeoramiento del acné después de unas vacaciones sin apenas granos o espinillas. 

La cuestión es que, por lo general, las pieles con tendencia acnéica suelen mejorar durante el verano y, por lo tanto, presentan menos lesiones durante los mesos estivales. Esto se debe a que el sol y la sal del mar resecan el cutis, lo que mejora puntualmente su aspecto; y que los rayos ultravioletas ejercen una acción bactericida, pudiendo eliminar algunos de los microorganismos implicados en la aparición de las espinillas. 

El problema es que, ante la exposición solar, nuestra piel también se engrosa para protegerse de la radiación y, como consecuencia, puede acabar obstruyendo las glándulas sebáceas y, por tanto, favorecer la aparición de comedones. 

Asimismo, si la protección solar no ha sido adecuada, las cicatrices que dejan las espinillas al 'curarse' pueden desembocar en marcas permanentes en el rostro. 

 

 

Cuidados para la piel después del verano

 

En función de cómo los excesos de los pasados meses hayan afectado a tu rostro, los cuidados para recuperar la piel después del verano deberán ser unos u otros.

No obstante, los buenos hábitos y una rutina de cosmética personalizada son claves para que nuestra piel se mantenga sana y pueda llevar a cabo todas sus funciones de forma óptima. Esto, además, no solo nos permitirá ofrecer nuestra mejor imagen, sino también prevenir su envejecimiento prematuro. 

 

Alimentación sana. Una dieta equilibrada a base de alimentos saludables tiene un impacto positivo en nuestra piel. Por el contrario, el exceso de azúcar, las bebidas alcohólicas o los alimentos ultraprocesados pueden perjudicarla. Para saber qué alimentos pueden ser grandes aliados para el cutis, te animamos a leer nuestro post La mejor alimentación para tu piel

 

 

Suplementación oral. Los suplementos nutricionales pueden ser de gran ayuda para problemas como la caída del cabello o las uñas quebradizas, así como para aportar un extra de antioxidantes en circunstancias de mayor estrés oxidativo (exposición solar, contaminación, falta de descanso, etc.). También para potenciar la capacidad de respuesta de la piel a ciertos tratamientos dermoestéticos. No obstante, la elección de los suplementos, la dosis y la duración del tratamiento siempre deben estar pautados por un médico experto. 

 

 

Hidratación interna. Más allá de hidratar externamente nuestra piel con crema hidratante, es fundamental beber entre 1,5 y 2 litros de agua al dia. El agua es vital para nuestro organismo, porque interviene de forma directa en numerosas funciones fisiológicas. Entre ellas, mantener nuestra piel hidratada. 

 

 

Estilo de vida saludable. Los buenos hábitos también se reflejan en la piel. Así pues, es fundamental respetar el descanso durmiendo las horas necesarias para que nuestra piel pueda llevar a cabo, de forma óptima, su proceso de reparación. También el ejercicio físico activa la circulación venosa, lo que a su vez contribuye mejorar la apariencia de nuestra piel.

 

 

Adiós a los malos hábitos. Periodos prolongados de ansiedad, fumar o una dieta inadecuada juegan en contra de nuestra piel, provocando deshidratación, inflamación o su envejecimiento prematuro. De hecho, el estrés puede desencadenar afecciones dermatológicas o empeorarlas. 

 

 

​Cosmética personalizada. Los cosméticos pueden ser altamente eficaces cuando están prescritos por médicos expertos después de analizar el estado y las necesidades de la piel. Sobre todo, en el caso de la cosmética médica, la alta concentración de principios activos y su calidad, así como la personalización del tratamiento, nos permite conseguir resultados visibles en poco tiempo, sea cual sea el problema a tratar.

Por el contrario, el uso de cosméticos inadecuados puede desembocar en alteraciones de la piel como hipersensibilidad o acné. De hecho, una de las principales causas del acné adulto se debe a la aplicación de cosméticos o maquillajes inapropiados. Es lo que se conoce como acné cosmético

 

 

Tratamientos para mejorar la piel después del verano

 

En función de lo que tu piel necesite, en IDERMA contamos con diferentes tratamientos dermoestéticos que, junto a estos hábitos de vida saludable y una rutina cosmética que personalizamos exclusivamente para ti, consiguen mejorar significativamente el estado y la apariencia de la piel.

En el caso de una piel que necesite ser revitalizada, la mesoterapia facial con ácido hialurónico consigue devolverle la luminosidad y la hidratación desde el primer momento. Pero en función del diagnóstico médico y tus preocupaciones estética, nuestros expertos te aconsejarán aquellos tratamientos de revitalización cutánea más adecuados para ti. 

Si tu inquietud son las zonas hiperpigmentadas que han aparecido tras el verano, debes saber que actualmente contamos con procedimientos estéticos que consiguen eliminar las manchas y unificar el tono de la piel con resultados muy satisfactorios. 

Finalmente, en caso de brotes de acné o marcas que no desaparecen, en IDERMA contamos con una Unidad Especializada únicamente en el acné y sus cicatrices.

Sea cual sea tu caso, septiembre es un muy buen momento para empezar a cuidarse, dejar atrás los excesos del verano y dar la bienvenida al nuevo curso con nuestra mejor imagen. 

En IDERMA estaremos encantados de ayudarte a conseguirlo. Tan solo tienes que reservar tu visita valorativa y te asesoraremos de forma personalizada sobre cómo cuidar tu piel. 

Quiero reservar una visita valorativa


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

Tratamientos efecto flash para estas Navidades
Cómo combatir la caída del cabello
La cosmética médica personalizada
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +