Picaduras de mosquitos, medusas y otros insectos veraniegos

Picaduras de mosquitos, medusas y otros insectos veraniegos

Picaduras de mosquitos, medusas y otros insectos veraniegos

Mosquitos, avispas, abejas y demás insectos toman especial protagonismo en verano. También en la playa, donde las picaduras de medusas son frecuentes. Descubre cómo actuar en cada caso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿En qué casos se recomienda el uso de un repelente de mosquitos?

La mejor forma de prevenir las picaduras es utilizar ropa protectora y repelentes. El DEET (N,N-dietil-3-metilbenzamida) es el repelente más eficaz y se aplica en la piel expuesta y también puede utilizarse en la ropa. Se recomiendan sobretodo en personas que reaccionan de forma intensa a las picaduras de insectos o a todo el mundo que viaje a zonas donde los insectos pueden transmitir enfermedades (paludismo, dengue..).

 

¿Los bebés y los niños pueden utilizar de forma segura repelentes de mosquitos?

El uso del DEET está desaconsejado en menores de 2 años y la American Academy of Pediatrics recomienda utilizarlo en concentraciones inferiores al 10% de los dos a los seis años. Las velas de cítricos, mosquiteras, ropas protectoras… son preferibles en niños pequeños.

 

¿Cuál es la mejor forma de aliviar las molestias de las picaduras de mosquitos?

Para controlar el prurito (picor) pueden utilizarse los preparados en loción o gel de alcanfor o mentol y los corticoides tópicos. También pueden pautarse antihistamínicos orales.

 

¿Una picadura de mosquito puede llegar a provocar una reacción alérgica grave?

Los mosquitos al 'picar' inyectan saliva que contiene proteínas capaces de dar una gran diversidad de reacciones inmunes, incluso alérgicas, según el paciente. A parte de la típica inflamación y picor alrededor de la picadura, también pueden producirse ampollas, hematomas e hinchazón de la extremidad (pierna, brazo..).

La anafilaxia, que es el tipo de reacción más grave y pone en riesgo la vida del paciente, suele deberse a abejas y avispas.

Qué hacer en caso de picadura de avispa o abeja

¿Qué se debe hacer ante la picadura de una abeja o avispa?

Los aguijones deben extraerse lo antes posible. A continuación aplicar hielo o frío local para limitar la reacción. Los antihistamínicos orales y los corticoides tópicos también son de utilidad.

 

¿Cuándo se debe acudir al médico tras una picadura de abeja o avispa?

En caso de hinchazón de labios o úvula (campanilla), hipotensión, compromiso respiratorio… o antecedente de sensibilidad a las picaduras, conviene consultar urgentemente con un equipo médico.

¿Qué hay que hacer en caso de 'picadura' de medusa?

Ante una 'picadura' de medusa lo primero es retirar tentáculos que puedan estar adheridos (nunca con la mano, si no con pinzas, una toalla…) y lavar la herida con suero fisiológico o agua salada (nunca con agua dulce). Después, aplicar una compresa fría y una crema de cortisona.

 

¿Es cierto que una segunda picadura de medusa (aunque la primera se haya producido años antes) puede provocar una reacción más exagerada que la primera?

Sí, si hay una segunda picadura de medusa en una misma persona, sobretodo en menos de un año, y si además la persona es alérgica, se puede producir una reacción alérgica grave.

¿Qué reacciones puede provocar el contacto con la oruga procesionaria? ¿Qué medidas hay que tomar si esto pasa?

La oruga procesionaria desprende unos pelos que van por el aire y pueden entrar en contacto con los ojos (produciendo una conjuntivitis) o con la piel (produciendo una urticaria) en todas las personas, ya que tiene un efecto tóxico que hacen liberar histamina.

En caso de contacto, procederemos a lavar la piel, mejor con agua fría y podemos pautar un antihistaminíco y un corticoide tópico. Además es importante el control de la plaga (eliminar los bolsones de los pinos que aparecen en primavera, trampas para las orugas…).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿El roce con ortigas provoca urticaria a todas las personas?

Sí, la ortiga posee unos 'pelos' recubriendo sus hojas y tallo, que contiene una sustancia cuya inyección en la piel humana provoca irritación y escozor en la zona afecta.

 

 

Autor:


Dermatologia Pediátrica, Clínica, Quirúrgica y Oncológica


Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

La Lipoescultura perfecta
Consejos de Experto para disfrutar del verano protegiendo la piel
Cómo escoger un buen protector solar
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +