La piel a los 50

Blog Rejuvenecimiento

La piel a los 50

La piel a los 50

A los 50 años, los cambios en la piel se hacen cada vez más importantes y la fisonomía ha cambiado.

Las arrugas y la flacidez se hacen más marcadas, sobre todo en cuello y mandíbula, y el contorno u óvalo facial pierde definición.

Las patas de gallo se hacen evidentes y las bolsas de los ojos más visibles.

La mejilla se descuelga, se borran los pómulos y los surcos nasogenianos se observan más marcados.

Los labios presentan un código de barras acentuado y la barbilla se retrae. La línea de unión de cuello y mandíbula se desdibuja.

En el cuerpo la flacidez es generalizada, sobre todo en pechos, brazos y abdomen.

Las manchas se hacen más evidentes en cara, dorso de las manos y escote.

A estas edades, se debe actuar básicamente sobre la importante pérdida de volumen, la flacidez y el descolgamiento. Se deben elevar los rasgos y tensar la piel. Los pómulos deben recuperar protagonismo y el óvalo facial firmeza y definición.

Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

El sol no solo brilla en la playa
Los beneficios del retinol
Revisa tus manchas, lunares y verrugas
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +