La piel a los 50

Blog Rejuvenecimiento

La piel a los 50

La piel a los 50

A los 50 años, los cambios en la piel se hacen cada vez más importantes y la fisonomía ha cambiado.

Las arrugas y la flacidez se hacen más marcadas, sobre todo en cuello y mandíbula, y el contorno u óvalo facial pierde definición.

Las patas de gallo se hacen evidentes y las bolsas de los ojos más visibles.

La mejilla se descuelga, se borran los pómulos y los surcos nasogenianos se observan más marcados.

Los labios presentan un código de barras acentuado y la barbilla se retrae. La línea de unión de cuello y mandíbula se desdibuja.

En el cuerpo la flacidez es generalizada, sobre todo en pechos, brazos y abdomen.

Las manchas se hacen más evidentes en cara, dorso de las manos y escote.

A estas edades, se debe actuar básicamente sobre la importante pérdida de volumen, la flacidez y el descolgamiento. Se deben elevar los rasgos y tensar la piel. Los pómulos deben recuperar protagonismo y el óvalo facial firmeza y definición.

Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

Una piel radiante para Navidad
Descubre tu piel del futuro con nuestro Estudio Dermocosmético Visia
La Dra. Carla Ferrándiz Pulido gana el Premio de Investigación de La Fondation La Roche Posay
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +