Los protectores solares

Blog Cáncer de piel

Los protectores solares

Los protectores solares

Los protectores o filtros solares son unas sustancias químicas que aplicadas sobre la piel atenúan - no la evitan con totalidad - la acción perjudicial de los rayos solares.

Estas sustancias aparecieron durante los años cuarenta para la protección solar de los marines norte-americanos que combatían en el Pacífico durante la segunda guerra mundial. Desde entonces su aplicación se ha ido popularizando de tal manera que su uso es casi universal y está en aumento. En los últimos años, la industria farmacéutica se ha lanzado a una frenética carrera de investigación y comercialización de una amplia gama de filtros solares de alta eficacia y adecuada cosmética, que brindan a los usuarios un sencillo instrumento de protección frente a los riesgos de la exposición solar.

Pero no conviene sobreestimar el uso de los fotoprotectores, que no lo son todo en las medidas de protección. Por si solos no protegen absolutamente y su uso no debe ser único. Deben estar englobados con otras medidas de fotoprotección.

Los fotoprotectores nos pueden dar una falsa seguridad y hacernos creer que podemos exponernos durante más tiempo al sol. Y si a esto le añadimos la elevada confusión en el uso de los fotoprotectores, debido a los números y términos excesivamente técnicos con que se etiquetan estas cremas, es comprensible que probablemente no se haga un empleo correcto de los mismos.

Además, disponemos de muchas formas de presentación (cremas, leches, lociones, geles, sprays, barras de labios y maquillajes) que nos hacen más cómoda su aplicación y adecuada a nuestro tipo de piel, o problema cutáneo subyacente.


En terapéutica tópica dermatológica, la elección del excipiente idóneo siempre es fundamental para lograr un mayor beneficio. Así por ejemplo, en pacientes con piel seca la utilización de un vehículo hidratante permitirá realizar un tratamiento complementario de la piel a la par que facilitará la acción y tolerancia del fotoprotector. Por el contrario, en personas con piel grasa (seborrea, acné, dermatitis seborreica), los fotoprotectores con excipiente graso ejercerán un efecto negativo, principalmente por su comedogenicidad, por lo que nos será útil el empleo de excipientes en gel o solución.

 

Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

Incidencia de cáncer de piel en pacientes con trasplantes
Los doctores González Castro y Forteza, premiados por los pacientes
Una piel radiante para Navidad
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +