El sol en personas con psoriasis

Blog Psoriasis

El sol en personas con psoriasis

El sol en personas con psoriasis

La psoriasis es una de las enfermedades de la piel que puede verse favorecida por dosis controladas de sol.

El dermatólogo será el especialista que deberá, en cada caso particular, recomendar la exposición solar adecuada y las pautas personalizadas a seguir. No obstante, detallamos a continuación algunos consejos generales para la exposición al sol en pacientes con psoriasis. 

  • Iniciar la exposición al sol con sesiones muy breves, aumentando gradualmente la dosis.
     
  • Conviene ser constante. La mejoría no es inmediata, sino que son necesarias varias semanas para notar mejorías significativas.
     
  • Es muy importante evitar las quemaduras solares, puesto que pueden empeorar la psoriasis.
     
  • Hay que utilizar filtros solares, que disminuyen el riesgo de quemadura permitiendo, no obstante, el efecto beneficioso del sol. Los fotoprotectores sirven también para disminuir el envejecimiento cutáneo y el riesgo de cáncer de piel. Se recomienda proteger, sobre todo, las zonas no afectadas por la psoriasis.
     
  • Evitar las horas de mayor intensidad de los rayos solares (de 12 del mediodía a las 4 de la tarde).
     
  • Llevar gafas protectoras contra los rayos ultravioleta (UVA y UVB), ya que a la larga podrían causar cataratas.
     
  • Aplicar cremas solares hidratantes, que reducen la sequedad de la piel, disminuyen el picor y mejoran el efecto del sol. El empleo de filtros solares con vehículo hidratante, rico en ácidos grasos, resulta también beneficioso.
     

Es importante destacar que el bronceado no impide la aparición de nuevas lesiones de psoriasis. Asimismo, no todos los pacientes con psoriasis mejoran con la exposición al sol. En algunos casos, en la psoriasis fotosensible, el efecto de la radiación UV es negativo, induciéndose la aparición de nuevas lesiones.

En otros casos, la psoriasis puede ir asociada a otras enfermedades en los que la acción del sol es negativa, como el lupus eritematoso, la erupción solar polimorfa o la urticaria solar, entre otras. Por su parte, las personas con psoriasis pustulosa o eritrodérmica raramente mejoran con el sol.

Finalmente, aunque los baños de sol pueden mejorar significativamente o blanquear la psoriasis, la duración de la remisión o de la mejoría varía individualmente.

 

Reserva tu visita


Buscar en el Blog

Dermatología y Dermoestética

Blog

Entradas relacionadas

La cosmética médica personalizada
¿Qué le pasa a tu piel?
Unidad Capilar IDERMA
 
 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +